Cómo crear fichas de producto vendedoras

Si ya tienes una tienda online, seguramente te habrás dado cuenta de que no basta únicamente con introducir productos al catálogo, necesitamos crear unas fichas de producto que realmente sean capaces de poder atraer la atención del cliente. Será la única manera de que puedan traducirse en ventas.

El problema es que tenemos tanta competencia asociada que, a la hora de la verdad, es un poco complicado marcar la diferencia. En los puntos siguientes vas a encontrar algunos consejos que te van a venir estupendamente para crear fichas de producto rompedoras.

Análisis de tu cliente potencial

En lo primero en lo que tienes que basarte es en saber quién es tu cliente potencial. De esta manera podrás determinar el tono que vas a utilizar en tus textos.

Por ejemplo, si vamos a vender telefonía móvil, probablemente utilizaremos un lenguaje mucho más moderno que si fuéramos a vender carteras.

La idea es poder identificar el rango de edad en el que el cliente se va a mover para determinar de qué manera vamos a confeccionar nuestros textos. Si no lo hacemos en un principio, ten en cuenta que lo vas a tener que modificarlos todos.

Ataca a sus emociones

La única manera de poder llegar a traer al cliente es poder atacar a sus emociones. La idea es asociar nuestra marca con alguna sensación en especial. Por poner un ejemplo, la reconocida marca “Coca Cola” se asocia normalmente con la felicidad.

¿Cómo hacen eso? En realidad, no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana. Ellos se encargan de confeccionar toda una serie de estrategias publicitarias en donde la diversión y la felicidad son el máximo exponente. Poco a poco, el público va desarrollando la idea de que, si se consume esta bebida, van a ser más felices.

 

Llama la atención

Debes de crear un contenido que consiga llaman la atención y, para ello, te tienes que centrar en toda una gran cantidad de detalles. Por ejemplo, tendrás que utilizar un tipo de letra que sea legible y adaptado a la situación, también necesitarás que el producto sea claro y fácil de entender. Si vendemos algo que no esté demasiado claro, ten por seguro que al cliente no le va a interesar demasiado.

Y, sobre todo, ten en cuenta que las tendencias cambian de forma habitual. Si no nos adaptamos a ellas, pasaremos completamente desapercibidos.

Add a Comment