¿Crisis en tus redes sociales? Descubre cómo prevenirlas

Si no te dedicas al sector del marketing y la influencia de las redes sociales, quizá te suene incluso hasta gracioso la utilización del término crisis, pero la verdad es que famosos y grandes empresas las han sufrido y salir del paso no es sencillo, por lo que nada mejor que prevenirlas.

En esta ocasión te vamos a dar unos sencillos pero importantes consejos para que nunca tengas o si ya la padeciste, no la vuelvas a tener, una crisis en redes sociales como Facebook o Twitter, dos de las más importantes del momento.

Piensa que publicas: los humanos somos por ende reaccionarios y cuando vemos una injusticia o algo que no nos gusta o que nos ofende, solemos soltar a la primera de cambio. No es lo mismo hacerlo con un amigo en un bar, que en una red social donde lo leen tus amigos, pero que de compartirlo y el bucle no parar puede llegar a convertirse en viral.

Las consecuencias pueden ser traumáticas, por ponerte un ejemplo, un reciente fichaje del F. C. Barcelona era anulado a las dos horas al descubrir los comentarios madridistas y ofensivos hacia catalanes en un partido Barça – Madrid de hace más de dos años. Esto frustró el fichaje y quién sabe, si la oportunidad de su vida.

Pedir perdón es bueno: todos nos equivocamos, no somos perfectos y un perdón a tiempo puede frenar la bola de nieve. Imagina que un cliente con un tono elevado te molesta y te sientes ofendido, le contestas mal y otros de tus clientes empiezan a compartir y pierden la confianza que te habías generado. Un perdón a tiempo podría hacer cambiar el parecer de tu cliente o amigo, que edite o elimine su publicación y se termine la crisis incluso antes de empezar a hacerse popular en la red.

No hay excusas: en relación con el punto anterior, no traduzcas tus fallos en excusas y sí en perdones. Es común tener un mal día y meter la pata con una frase fuera de contexto o que exprese justo lo contrario de lo que buscabas. No te excuses, te has equivocado, si has ofendido a alguien pide perdón y pon todo tu parte para que no vuelva a suceder, de los errores también se aprende.

Como habrás visto, casi todo se basa en estudiar lo que vamos a publicar antes de hacerlo, no ser reaccionarios y sobre todo disculparnos siempre que sea necesario. Con estos pequeños consejos seguro que evitarás crisis de reputación que si nunca has vivido, te aseguramos que no son momentos en los que se pasa bien, ya que a nadie le gusta ser tendencia por algo malo que ensucie su imagen personal o la de su marca.

Add a Comment