¿Cuál ha sido la clave del éxito de la marca de móviles Xiaomi?

La tecnología actual avanza muy rápidamente y el mejor ejemplo de ello lo vemos en los móviles. Las características de los móviles han aumentado en los últimos años casi exponencialmente. Lo malo de esto es que los móviles con “lo último” siempre eran y son muy caros. Y eso que todos se fabricaban en China.

Tuvieron que venir de China, precisamente, a poner en orden en un mercado internacional que andaba desbocado con los precios. Allí, que los fabrican todos, desde los más caros hasta los más baratos, muchas veces incluso, bajo el mismo techo sabían perfectamente el coste de un móvil. No tardaron en surgir nuevas empresas de móviles que sacaron al mercado lo que todos estábamos esperando, móviles bonitos, buenos y medio baratos. Porque seamos honestos, barato no es ninguno.

El precio es la clave del éxito

Vale que al principio muchos intentaban desilusionar a la gente que se compraba un móvil chino, diciendo precisamente que era chino. Pero cuando el aparato no sólo funciona bien, sino que además dura y no se estropea, la percepción de móvil malo, se esfumó. El éxito vino de la mano de la desconocida marca de móviles Xiaomi, que con una política agresiva de precios y con una inversión mínima en publicidad se abrió paso en el difícil mundo del mercado de móviles.

Esto no fue suerte, Xiaomi tiene una política de gasto mínimo, por la cual no se invierte mucho en publicidad, se confía en el boca a boca. Además, no ha sido hasta hace poco cuando han empezado a abrir tiendas físicas propias, ya que antes se compraban exclusivamente por Internet y ni siquiera en su propia página web. Otro de los factores que tienen en cuenta desde Xiaomi, es que fabrican según la demanda que tienen, por lo que si un producto no funciona, dejan de producirlo, y ya, no acumulan stocks que luego son difíciles de colocar.

Por último, la política que tienen con sus proveedores que les permite obtener muchos de los componentes a menor precio que sus competidores. Esto es gracias a que desde hace unos años han invertido o comprado en más de cien compañías, lo que les permite tener una relación privilegiada con muchos de ellos.

Una de las frases que se oyen desde la empresa es que no hay que ser codiciosos. De esta forma, mediante el trabajo y la confianza de sus clientes es como está triunfando en todo el mundo.

Los móviles: punta de lanza

Xiaomi tiene una estrategia muy bien definida y muy clara: vender móviles de calidad a un precio sin competencia y ganarse la confianza de los clientes para vender otros productos en los que no compite tan ferozmente, aunque compartan la misma filosofía. El objetivo final de Xiaomi es convertirse en una empresa de servicios de Internet, que además vende móviles.

Este movimiento es natural, ya que los beneficios por móvil vendido son mínimos. La empresa sabe que tiene que diversificar y crear un ecosistema de venta de servicios y de productos hardware que le permita obtener beneficios más sólidos.

Add a Comment