Cuánto dura un contrato laboral en España de media

Si hacemos criba entre la sociedad española de aquello que más le preocupa a los hombres y mujeres de nuestro país, la respuesta es clara y concisa, el mercado laboral. La cifra de parados en España sigue representando unos valores demasiado altos, si sumamos a ello la calidad precaria de los contratos y que el sueldo medio de un español no supera ni de lejos los mil euros de media, parece normal la preocupación de los millones de habitantes que forman parte de nuestra geografía.

El contrato laboral es una de las grandes controversias entre las clases políticas de nuestro país, ese tema de interminable cuestionabilidad en la que ninguno parece ponerse de acuerdo. Para comprender mejor qué es exactamente un contrato de trabajo, cabe señalar una serie de características del mismo, éste puede realizarse tanto de manera verbal como por escrito, siendo más frecuente e incluso obligatorio en algunas ocasiones el último de ellos, como por ejemplo en el caso del contrato en prácticas. Asimismo, pueden tener una duración determinada o ser por tiempo indefinido, así como llevar implícito el conocido como período en prácticas o prueba.

La situación actual de crisis financiera en nuestro país ha perjudicado seriamente al sector laboral, siendo éste uno de los más castigados en los últimos años y sometido a reformas que no parecen llegar a su fin ni proporcionar demasiadas soluciones a las personas que se hayan inmersas en la búsqueda de empleo. Se considera probado, incluso, que la media de duración de los contratos laborales en nuestro país ha caído, tal es así, que las cifras que se manejan hacen referencia a una reducción de alrededor de 25 días en los mismos.

Según las cifras manejadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la diferencia con respecto al número de días por contrato entre el año 2008 y el 2015, es sin duda significativa. Los valores rondan los 78 días en el primero de ellos para situarse por debajo de los 54 en el segundo.

Los especialistas acusan esta tendencia a la precariedad al sector que más empleo genera actualmente entre la ciudadanía española, que no es otro que el sector servicios. Aquí los contratos suelen ir asociados a las épocas de mayor afluencia de trabajo, siendo las temporadas de verano y en las que hay un índice mayor de turismo en España cuando hay un mayor crecimiento del mismo.

Sin embargo, sectores como la construcción, que han sido años atrás los grandes propulsores de nuestra economía, parecen haber recuperado en pequeñas dosis el duro golpe que ha supuesto el estallido de la tan comentada burbuja inmobiliaria.

Lo cierto es, que a día de hoy, lo que más preocupa a la ciudadanía es tener un empleo con el cual cubrir las necesidades básicas de sus familias y vivir sin preocupaciones.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR